¿Qué tal si la Iglesia fuese más que un edificio o una reunión dominical?
 
¿Qué tal si la iglesia fuese gente reuniéndose a compartir las historias de sus vidas mientras comen en cualquier lugar y a cualquier hora?
 
¿Qué tal si la Iglesia fuesen las personas que demostrasen un amor realmente incondicional?
 

¿Qué tal si la Iglesia saliera a la calle y fuese el agua que apacigua la sed del herido?

"Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones." Hechos 2:42
 

   
Cuando le volvimos la espalda, El prometio venir por nosotros. Envió mensajeros personales; utilizó la belleza y la aflicción para recapturar nuestros
 
corazones.
 
 
El blog es un tipo de diario en la web, aqui estaremos escribiendo sobre nuestro peregrinaje y temas relevantes.